CORTEJO FUNEBRE DE ISABEL LA CATOLICA

El Cortejo Fúnebre de Isabel la Católica, que transitó durante 19 días desde Medina del Campo hasta Granada, pasó por El Bohodón.

Dicho cortejo, que estaba compuesto por más de 200 personas, inició su viaje el 26 de noviembre de 1504, momento en el que la Reina Isabel la Católica falleció en su casa de Medina del Campo.

La reina, en su testamento, dejó detallado que deseaba que su cuerpo fuese enterrado en Granada, donde fue inhumada en primer lugar en el Monasterio de San Francisco de la Alhambra, pero poco después sus restos mortales fueron trasladados, junto a los de su marido Fernando el Católico, a la Capilla Real de Granada.

Durante el viaje, los restos fueron trasladados en un ataúd de madera con revestimiento de metal, y ataviados con el hábito franciscano. Cabe destacar, que en el trascurso del viaje las condiciones meteorológicas fueron muy adversas, produciéndose grandes tormentas.

En documentos de la época, se recoge que a su paso por Arévalo, se celebró una misa en su honor, para mantener vivo el recuerdo de la Reina Isabel, quien pasó su juventud en esta villa.

Trans Alps Adventure